¿Qué es el Prana?

Prana es un campo unificado único aun cuando funciona de manera específica en la anatomía, fisiología y la consciencia de los seres vivos.

”Todo lo que existe en los 3 cielos descansa en el control del Prana” dice el libro Prashna Upanishad. Describe al Prana como el poder creativo original del Universo. Por lo tanto se encuentra en la fertilidad de la tierra, en el alimento entregado por las aguas, en la luminosidad del fuego, en el poder vital y sostenedor del aire y en el aliento difundido en todo el espacio. El origen sanador de todas las plantas sanadoras y medicinales se hace presente a través de alimentar, reforzar, revitalizar y curar a todos los seres.

En el libro Kaushitaki Upanishad dice: “En efecto, del Prana nacen todas las formas de vida y una vez que nacen se mantienen vivas gracias al Prana. Al final se funden en Prana una vez más.” Podemos inferir que el Prana está presente dentro de la semilla, que es parte del poder en la germinación, que apoya el nacimiento y desarrollo de cada organismo y es el poder sustentador que apoya la supervivencia en cada ser. También podemos inferir que es la fuerza que entrega la energía para las transformaciones metabólicas que suceden en el desarrollo de cada árbol, flor, planta. Por ende, Prana es un ingrediente inherente que recibimos en el aceite esencial entregado por la planta.

Podemos concluir que un aceite esencial no es un líquido inerte, sino la esencia destilada del Prana como fuente única de los 5 elementos que alimentan las plantas. Los elementos externos del bosque y sus alrededores se asimilan en el árbol o planta en la absorción radicular de los elementos agua y tierra en la forma de nutrientes y líquidos presentes en la tierra; el proceso de fotosíntesis captura la energía que irradia del sol y la transforma en carbohidratos; las hojas inhalan y exhalan el elemento aire; todos estos elementos circulan a través de los canales de espacio existentes en el árbol o planta.

Este viaje del Prana alcanzó un estado donde podemos poner el frasco de aceite esencial en nuestras manos. Está listo ahora para continuar su última fase, ser utilizado en aromaterapia donde directamente influenciará el Prana de nuestras funciones inmunológicas, neurológicas, circulatorias y respiratorias. El aroma será absorbido en el sistema límbico del cerebro con el consiguiente impacto en las funciones fisiológicas metabolizadas en la consciencia.