¿Cómo es el Proceso de Destilación de los Aceites Esenciales Pránika?

En la parte inferior está la olla que se llena con una cantidad de agua según el tiempo requerido para la cantidad de hierba a destilar. La planta aromática medicinal se pone dentro de otra olla más grande conectada por un tubo arriba de la olla con agua, tubo que permitirá llenar de vapor la olla con la hierba. A medida que comienza a subir el vapor en la olla con la hierba comienza la liberación de los componentes volátiles de la planta, es en ese momento cuando las micro cápsulas que están dispersas en el material vegetal empiezan a ser liberadas y arrastradas por el vapor. Al salir de la olla de destilación a una presión controlada, el vapor de agua enriquecido con aceites esenciales pasa por un serpentín donde se condensa. Cuando sale, el agua (hidrolato) y el aceite esencial son recogidos por un esenciero denominado vaso florentino. La diferencia de densidad de los dos líquidos permite una fácil separación del aceite esencial que se recoge por desbordamiento. El proceso de destilar aceites esenciales es un proceso lento que requiere de muchas horas y de atención permanente. En todo el proceso de destilación existen variables que hay que controlar como parte de la alquimia de este maravilloso arte.

En Pranika Aceites Esenciales nos deleitamos por formar parte de la evolución en la destilación de Aceites Esenciales en el siglo XXI. La destilación de aceites esenciales ha evolucionado bastante en el curso de 2 mil años al menos, siendo una de las tantas contribuciones de los alquimistas en su búsqueda para una mejor salud, longevidad y conocimiento espiritual.